martes, 21 de junio de 2011

La epopeya de Ruta 100 Primera Parte

Hubo una epoca en que el transporte publico en el DF era tan caotico como lo es en la actualidad en el Estado de Mexico, rutas caoticas, vehiculos en mal estado, mal servicio y rutas cortadas en varios pedazos para exprimir al maximo al pasaje, la situacion llego al punto en que fue necesaria la nacionalizacion del servicio, (en aquel entonces el gobierno del DF solo era una rama administrativa del gobierno federal).

Entre el equipo adquirido habia Delfines, Metrobuses y algunas Barracudas, en muy mal estado mecanico, lo primero fue la estandarizacion del equipo, los modulos fueron equipados con el menor numero posible de tipos, las Barracudas salieron del servicio casi inmediatamente, los demas fueron sometidos a una reconstruccion completa, mientras tanto todos los viejos autobuses del pulpo fueron repintados en blanco y las rutas fueron conservadas por un breve tiempo.

Un delfin del "pulpo" circulando por el centro del DF
Despues de una cuidadosa planeacion, se creo el excelente sistema de red, llamado Red Ortogonal, la ciudad fue dividida en lineas paralelas y perpendiculares ( o lo mas parecido a ellas que hubiera en la realidad), sobre cada recta circularia una ruta, de tal forma que si se deseaba llegar a cualquier punto de la ciudad, solo era necesario tomar dos autobuses, uno que nos moviera sobre el eje norte-sur y otro oriente-poniente, recuerdo que las rutas estaban numeradas en cierto orden, asi las del oriente-poniente estaban numerada en numeros pares, empezando por el norte de la ciudad, la ruta 4 que iba de San Felipe a Ceylan y teminaba en la ruta 64 que iba de San Lorenzo Tezonco a San Angel, ademas se tomaron otras medidas muy radicales y eficientes, se crearon carriles exclusivos para el transporte publico, y en zonas de alta demanda, se reservaron calles completas para su uso, como Bolivar e Isabel la Catolica, el tiempo de recorrido se desplomo, para llegar de la Villa al centro solo eran necesarios 15 minutos, y se podia atravesar la ciudad en una hora, en servicio ordinario.

En cuanto fue posible, se envio el equipo viejo a reconstruir y se adquirieron nuevos autobuses, la estrella fue el magnifico Somex S-500, el mejor autobus urbano fabricado en Mexico, y el mas avanzado en su epoca, reemplazando a los viejos aurtobuses y complementando a los Delfines y Metrobuses, se le ubico de inmediato en las rutas mas importantes, donde el volumen de personas a transportar era el mayor y en varias de las rutas alimentadoras a las colonias dormitorio de la periferia.


Habia algunas rutas peculiares, como la 55, que corria de La Villa a la Lomas de Chapultepec, por Reforma, para la cual se reservaban los mejores y mas nuevos autobuses, y de hecho no era raro ver al personal diplomatico abordando esos autobuses. O las rutas destinadas a servir a la poblaciones rurales, como Milpa alta o Tetepilco, para las cuales se conservaron algunos autobuses con motor de traccion, o las larguisimas rutas destinadas a colonias dormitorio, como Tlahuac o Tulyehualco, en las que pronto se descubrio que poca gente baja en los intermedios, creandose el servicio Expresso, con pocas paradas en ruta y con horarios de saturacion muy peculiares, estas rutas trabajaban mas duro antes de las ocho de la mañana y despues de las ocho de la noche, aun recuerdo un autobus, del modulo 53, que se llamaba "Expresso de Medianoche", y que efectivamente era el ultimo en salir de Taxqueña a la medianoche, poco despues de que llegara el ultimo Metro.